Matías MorenoEnglish | Español


Home > Personal > Blog



06/01/2009 - Dar pollo por choclo

¿Alguien conoce la difundida frase "dar gato por liebre"?

Hoy tuve el mismo percance, sólo que esta vez, se trató de empanadas de humita.

Con mi hermana habíamos pedido un par de empanadas de humita, una de pollo, dos de jamón y queso, y otras más que no vienen al caso.

Empiezo por la de pollo, de la cual no tengo quejas.

Luego seguí con la de humita. Y encontré que el choclo era fibroso, blanco, y que sabía a pollo. A medida que avanzaba con esa empanada (a la cual habían dado el repulgue característico de las empanadas de humita) me encontré con granos de choclo enormes, blancos y que sabían aún más a pollo.

Finalmente, y por alguna extraña razón, me daba la impresión de haber ingerido dos empanadas de pollo en lugar de una.

En fin, francamente, entiendo según algunos conocidos que la liebre y el gato saben similar, si bien una vez que se haya comido liebre o bien gato se pueden distinguir ambos. Pero creo que no hace falta entender mucho para diferenciar un pollo de un choclo.

Aún así, por si quedara alguna duda, aquí vamos:

Aprenda a diferenciarlos:

Pollo: http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Take_five.jpg

Choclo: http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Illustration_Zea_mays0.jpg

Y por si alguien no me cree respecto del repulgue distinto para cada tipo de empanada:

repulgues.jpg


08/12/2008 - Ciego estúpido

La otra noche me estaba duchando, lavándome el pelo, con los ojos cerrados para que no me entrara champú.

Entonces me enjuagué, abrí los ojos y nada. No podía ver un carajo. Me asusté mucho, además mis otros sentidos se habían agudizado. Allí estaba completamente a oscuras, sumergido en un mundo de tinieblas, viéndome venir tardes enteras leyendo en braille, aunque con una buena excusa para tantear la mercadería a ver si está excedida de peso o tiene las medidas justas.

Luego de un rato de estar cabilando sobre las sorpresas de la vida, corrí la cortina y una tenue luz de luna entraba por la ventana del baño.

Se había cortado la luz en toda la puta cuadra.


26/10/2008 - Vieja bochinchera

Esta mañana fui al mercadito de la esquina. La idea era no tener que ir al supermercado para comprar tres o cuatro cosas locas.

Había todo lo que necesitaba, salvo chocolate blanco para taza. Me fui hasta la caja y allí delante mío había una vieja petisita, contando montones de billetes y monedas.

¡5 largos minutos! (por lo menos) esperando, cuando finalmente la vieja guarda los billetes en el monedero, y ahora pregunta el total de lo que tiene que pagar... ¿? Claro: había pedido cambio de $20. Ahora la señora se disponía a pagar lo comprado, para lo cual vuelve a sacar todos los billetes que acababa de contar y guardar. Y sí, adivinaron: se pone a contar los billetes, esta vez para pagar.

Finalmente, cuando de una vez por todas podía yo ver la luz al final de túnel, viendo los últimos billetes partir de la mano de la señora y llegar a la mano del cajero, tiene esta señora la brillante idea de comprarse una caja de puchos, a lo cual nuevamente empieza a sacar montones de billetes del monedero y a contarlos... ~~~>:-(

Por fin, me toca a mí, el cajero pasa los productos, yo pago, y en menos de un minuto estoy fuera, Y ete aquí que me cruzo en la vereda con la vieja, quien va un poco más adelante que yo, y que de improviso levanta una... ¿¡¿¡¿¡bocina!?!?!? o corneta, de esas como en la cancha de fútbol pero con una goma atrás que se aprieta para que suene. Y se pone a tocar esa bocina, ¡todo el camino!

No contenta con eso, yo doblo la esquina (ok, el mercadito queda a dos esquinas) ¡y la vieja dobla detrás mío! ¡Tocando la bocina todo el tiempo! Es la maldición de la bocina y del largo recuento de billetes el que parece perseguirme. Definitivamente si la vieja tenía todas las intenciones de arruinarme la mañana venía muy bien encaminada.... ¡dos cuadras a bocinazos!

Afortunadamente tengo este blog para descargarme un poco, y reírme de la situación... ja... ja.. ja. :-?


09/06/2008 - Plata tirada

Hoy tiré un peso cincuenta a la basura... literalmente.

Cada tanto hago la limpieza del departamento, y estaba mentalmente molido después de un día de laburo y cursado.

Así que junté las monedas que estaban sobre la mesa de luz para guardarlas en un lugar más apropiado, y en un acto demencial del tipo "quién soy? qué hago aquí? quién es usted?" (1) fui y tiré las monedas al tacho de la basura.

Me di cuenta al escuchar el sonido de las monedas golpear el fondo del tacho. Ahora se están secando junto con los cubiertos.

(1) escuchar los radioteatros de Mogui de Cual Es.


17/04/2008 - Encuentra tu Matonga

Encontré este artículo muy raro:

http://redstarcoven.blogspot.com/2005/06/finding-my-matonga.html

Acá va una traducción del primer párrafo:

"Matonga es una palabra Xhosa que literalmente significa 'ancestros'. Pero también significa muchas más cosas: guías, espíritus guardianes, los que han venido antes. Y como un buen chico Africano, siempre tengo el cuidado de escuchar a mi matonga - si bien al agnóstico Occidental que hay en mí le gusta llamarlo 'intuición'."

Qué cosas raras, ¿no?

¿Qué significa tu sobrenombre? ¿Alguna vez te lo preguntaste? ¿Estás tan al pedo como yo? Qué bueno, porque yo estoy hasta las bolas, y con el agua al cuello. Un poco de distracción nunca viene mal.


08/04/2008 - Filtro de café

Hoy lo cambié. ¿Porqué? Porque estaba como tapado.

Luego de un año de uso, jajaja, decidí comprarme otro y a la mierda. Síntomas:

  • Estaba como tapado, dos horas para filtrar agua caliente por los granos de café.
  • Me manchaba los dedos, con restos de cafés anteriores.

En fin, una porquería. Finalmente fui al supermercado y luego de buscar como tarado le tuve que preguntar a un flaco... claro... me había olvidado: los filtros de café son blancos.

El mío ya estaba marrón tirando a negro.

Me compré uno nuevo y anda fenomenal, y me salió menos de 3 pesos (3 pesos al año en filtros no está nada mal, ¿no?)

Ah sí, también intenté sumergir el viejo en lavandina, me quedó descolorido y con olor a lavandina y lo tuve que tirar definitivamente.

Y a veces nuestras amistades son como filtros de café. Con el tiempo se oscurecen, te complican cada vez más las cosas, y finalmente a la hora de hacer nuevos amigos uno pierde el concepto de verdadera amistad.

Intentás mejorar las cosas, hechándoles un poco de lavandina: ¡grave error! no solo no cambian, sino que ahora están resentidos y prefieren no hablarte más o que no te relaciones más con ellos.

Llega entonces un momento en que te dan ganas de tirarlos a la basura, o más bien tirar la amistad por la ventana.

¿Qué pasó? Tal vez pasó mucho tiempo, tal vez un año es mucho tiempo para un filtro de café, y tal vez cinco o diez años son demasiados para una amistad. También hay amistades que duran veinte, treinta años, o incluso hasta el fin de los días (de uno de los participantes), esas son las excepciones.

Por último tenemos los filtros de papel, esas amistades del estilo use y tire. De esas tengo de sobra, si bien en estos casos yo soy el filtro de papel.


31/12/2007 - Problemas con la sartén

Miro la sartén, que había dejado en la pileta de la cocina para lavar, y noto unas pintas plateadas, como metal.

Y me dije "Cagamos, se saltó el teflón". Cosa muy rara, porque para que se salga el teflón hay que rayar la sartén, y éstas eran manchas.

Completamente embroncado, me pongo a lavar la sarten y las manchas comienzan a derretirse... eran manchas de grasa!!! son los lamparones de grasa más raros que he visto en mi vida. Buen susto que me pegué.


Copyright (c) Matias Moreno, 2009-2017. All rights reserved.
Estadísticas

Valid HTML 4.01 Transitional ¡CSS Válido! ipv6 ready